Las ideas poderosas necesitan también Amor!

Powerful Ideas Need Love Too!
Written remarks to a Joint Hearing of the Science Committee and the Economic and Educational and Opportunites Committee
Alan Kay
Octubre 12 de 1995

Contenido

1. Las ideas poderosas necesitan también Amor!

Permítanme empezar esta conversación mostrándoles un video hecho por la National Science Foundation en un reciente evento de graduación en Harvard,en el cual ellos preguntaron a algunos de sus recién graduados y a sus profesores unas pocas preguntas simples acerca de las causas de las estaciones y de las fases de la Luna. Todos estaban seguros de sus respuestas, pero aproximadamente el 95% dieron explicaciones que no estaban ni siquiera cerca de lo que había descubierto la ciencia. Sus teorías principales fueron que las estaciones eran causadas porque la Tierra estaba más cerca del sol en verano y que las fases de la Luna eran causadas por la sombra de la Tierra. Algunos de los graduados habían tomado varios cursos de ciencia en el colegio y en Harvard. La NSF utilizó esto para abrir una discusión de por qué la ciencia no es aprendida bien aún luego de varios años de enseñanza. Y no es aprendida bien aún por los estudiantes más exitosos con altas calificaciones en exámenes SAT, en las mejores universidades, con acceso libre a computadoras, redes, e información.

Mi reacción fue un poco diferente. Yo seguí esperando por las "otras preguntas" que la NSF debió haber preguntado, pero nunca las hizo. Tuve mi oportunidad unas pocas semanas después luego de dar una charla en UCLA. Pregunté a algunos estudiantes de último año, a algunos estudiantes de primer año de maestría y a algunos profesores, las mismas preguntas acerca de las estaciones y las fases de la Luna y obtuve resultados similares: cerca del 95% dio explicaciones con fallas, en un sentido similares a las dadas por los estudiantes y profesores de Harvard. Pero, ahora yo pude plantear las siguientes preguntas. A aquellos que no entendían las estaciones, yo pregunté si ellos sabían qué estación era en Sudamérica y Australia cuando era verano en Norteamérica. Todos ellos sabían que era invierno. A aquellos que no comprendían las fases de la Luna, les pregunté si ellos habían visto la Luna y el Sol en el cielo al mismo tiempo. Todos ellos lo habían hecho. Lentamente, y solo en algunos, les vi lidiar consigo mismos para darse cuenta que el tener estaciones opuestas en hemisferios diferentes no podía ser compatible con su teoría de "verano por cercanía al sol", y que el Sol y la Luna en el cielo juntos no podía ser compatible con su teoría de "las fases de la Luna porque la Tierra bloquea los rayos del Sol".

Para mí la NSF se equivocó de enfoque. Ellos pensaban que estaban descubriendo un "problema de ciencias", pero, hay miles de "hechos científicos" y ningún científico los conoce todos; deberíamos estar agradecidos que los estudiantes de Harvard y UCLA no "sabían la respuesta". Lo que realmente debe descubrirse es un tipo de "problema matemático", un problema de pensamiento y aprendizaje que es mucho más serio.

¿Por qué mas serio? Porque los estudiantes y profesores de UCLA (y sus contrapartes en Harvard) sabían algo que contradecía las teorías que ellos trataban de articular y ninguno de ellos sacó a relucir este conocimiento contradictorio para decir, "hey, esperen un minuto ...!" De alguna forma, ellos "sabían" acerca de las estaciones opuestas y ellos habían visto el Sol y la Luna al mismo tiempo, pero, ellos "no sabían" en ningún sentido operativo como extraer esto de sus memorias al pensar acerca de tópicos relacionados. Sus "saberes" estaban aislados en lugar de estar alineados para enfrentarse constantemente con ideas nuevas mientras estas eran formadas y consideradas.

¿Qué pasaba con ellos? ¿Y qué, por extensión, pasa con los niños todos los días en las escuelas? Para entender esto tenemos que averiguar cómo nosotros humanos estamos configurados naturalmente para pensar y aprender.

Podemos tener una pista de la Biblia. El Rey Salomón era considerado el hombre más sabio que existió y la Biblia dice por qué: él sabía más de 3.000 proverbios! y los proverbios trabajan como sigue: Si llegas a casa de un viaje y tu familia está feliz de verte, entonces "Con la ausencia, se arrecia el amor", pero, si llegas a casa de un viaje y ellos no están particularmente felices de verte, entonces la razón es... ¿qué? correcto, "Ojos que no ven, corazón que no siente". Cada proverbio existe para dar significado a una situación particular, y cada uno es recordado caso por caso. Si el proverbio que usamos hoy día (o la obra de teatro o película que vemos hoy día) contradice a aquel de la semana pasada, es intrascendente porque los proverbios y las historias son evaluadas principalmente por qué tan buenas son ahora, no porque cómo se comparan con otros proverbios o historias.

Esta manera de pensar y dar sentido a la vida de uno y a la sociedad en términos de historias y narrativas es universal para todas las culturas, y es parte de nuestra construcción básica como seres humanos. Es parte de lo que llamamos "sentido común", y es la manera en la que los estudiantes de universidad con los que la NSF y yo hablamos habían "aprendido ciencia", como casos aislados, historias que podrían ser recordadas para manejar una situación similar, pero no como un sistema de argumentos inter-relacionados acerca de lo que pensamos que sabemos y cuán bien pensamos que lo sabemos. El pensamiento en historias ganó la partida. Clude Levi-Strauss y Seymour Papert han llamado a este pensamiento natural disociado: bricolage, lo cual significa hacer algo "jugueteando". Esta es una de las razones por las que la ingeniería antecede a la ciencia por miles de años; algunas construcciones pueden ser logradas gradualmente por ensayo y error sin necesidad de una gran explicación de por qué las cosas funcionan.

Sin embargo, si echamos un vistazo al pasado a unos cuatrocientos años para evaluar qué ideas han causado los cambios más grandes en la sociedad humana y han conducido a nuestra era moderna de democracia, ciencia, tecnología y cuidado de la salud, nos será un poco impactante el darnos cuenta que ninguna de estas está en forma de historia. El tratado de Newton, de las leyes del movimiento, la fuerza de gravedad, y el comportamiento de los planetas, está planteado como una secuencia de argumentos, que imitan los libros de Euclides sobre geometría. Todos los artículos científicos desde entonces, son del mismo modo dados como tipos especiales de argumentos, no historias. "El Sentido Común" de Tom Paine es un argumento de cuarenta páginas sobre por qué las monarquías no son una buena forma de gobierno y por qué una democracia es probablemente mejor. (Esto no era en realidad "sentido común", sino "sentido poco común" ya que históricamente, el movimiento hacia la democracia es increíblemente raro). Los Federalist Papers eran argumentos que apoyaban diferentes partes del diseño de la Constitución. Y la Constitución misma es un conjunto de principios para construir una estructura dinámica muy compleja que debería durar por siglos cuyas "partes" (es decir, nosotros) vienen y van y son solo un poco intercooperativas. Definitivamente no es una historia!

Estudios recientes han mostrado que menos del 5% de los adultos norteamericanos (menos del 7% en el Reino Unido) han aprendido a pensar fluidamente en estas formas modernas de no-historia. Una lectura reciente de los 150 libros más vendidos en los Estados Unidos (al 15 de septiembre, gracias a USA Today) muestra que el 80% está en forma de historia, el 15% son libros de autoayuda, el 1.5% podría interpretarse como fuente de algún contenido científico, y ninguno estaba en la forma de ensayos argumentativos serios (ocasionalmente aparece un ensayo extendido como The Closing of the American Mind por Bloom pero, ninguno entre los 150 más vendidos en septiembre).

Y estos son los porcentajes del pequeño números de norteamericanos que compran libros, recuerden que un bestseller debe vender alrededor de 100.000 libros y un bestseller desbocado no vende más de 1.000.000 de libros en una nación de 250 millones!

La televisión, por supuesto, se trata toda ella de historias y encuentra toda otra forma casi imposible de manejar. Noten por ejemplo, cómo la PBS maneja los tópicos "serios" estos son todavía dados como historias y, en su mejor forma, funcionan como propagandas para los libros que tienen el contenido real.

Ahora, mi punto aquí no es intentar que las historias sean abandonadas. A mi me encanta escucharlas y leerlas, y me encanta verlas representadas en el teatro. Si no pudiésemos pensar "historia" en el teatro, todo lo que veríamos serían actores frente a un escenario de cartón, junto con varios ruidos de instrumentos musicales. Para disfrutar el teatro, tenemos que entregarnos a la narrativa, experimentar los actores como nosotros mismo, al escenario simbólico como a un lugar y un ambiente, y a los ruidos como a música que nos mueve. Funciona maravillosamente bien y podemos participar profundamente en lo que significa ser humanos mediante este proceso. Pero, ahora consideren ir a un edificio similar, con gente similar en un escenario expresando sentencias similarmente gloriosas, y todas apoyadas por escenario simbólico y música emotiva. Parece un teatro, pero, aquí estoy hablando de una campaña política. Lo que nosotros estamos tan deseosos de entregar en el teatro más nos conviene que sostengamos con ambas manos aquí! Ya que nuestro sentido completo en la vida y en nuestra relación con otros requiere que demos un sentido a los símbolos y que entreguemos parte de nosotros a las ideas, nosotros tenemos que volvernos bastante sofisticados para caminar bien por ambos lados de la calle: para ser de mente suave cuando nuestras almas pueden ser elevadas y de mente dura cuando alguien nos las quiere arrancar. Yo creo que el objetivo principal de aprender es aprender aquel discernimiento, aprender cómo hacer que los símbolos trabajen para nosotros.

Pero, el ser capaz de criticar el tipo de historia en la cual uno está inmerso no es para nada suficiente, dado que tanto de importante contenido moderno, tanto político, como científico es presentado en formas diferentes a historias. Para lograr estar completamente metidos en el siglo XXI será muy importante que los niños obtengan fluidez en tres formas centrales de pensamiento que están ahora en uso: "historias", "argumentos lógicos" y "dinámica de sistemas". La pregunta es "cómo".

Uno de los argumentos esgrimidos de por qué es tan difícil hacer que los niños aprendan a pensar de estas nuevas formas, es que "estas nuevas formas de pensar son difíciles de aprender". Pero, es bastante difícil aprender a andar en bicicleta, más difícil todavía es aprender a encestar aros, y una de las cosas más difíciles de aprender es como pegarle a una pelota de beisbol consistentemente. Si uno observa a niños tratando de aprender estas habilidades, lo que uno ve es que ellos fallan la mayoría del tiempo, pero continúan tratando hasta que aprenden, usualmente a lo largo de los años. Esto es similar a su actitud cuando aprenden a caminar o a hablar, y diferente del desgano que ellos tienen tan frecuentemente encontrado en su trabajo de escuela. De hecho, lo que realmente parece ocurrir es que los niños aceptan pasar muchas penalidades para aprender cosas muy difíciles, y aguantan casi una innumerable sucesión de fracasos en el proceso si tienen la actividad es una parte integral de su cultura.

Montesorri utilizó esto muy exitosamente en sus escuelas. Suzuki ha tenido existo similar en aprendizaje de música mediante el establecimiento de una cultura musical en la cual el niño está inmerso. La televisión y la continuidad cultural es muy buena para promover un ambiente que incluye actividades atléticas y muchos tipos de música y danza, y muestra lo que significa ser altamente hábil en ellas. Un número impresionantemente grande de científicos tuvieron un padre científico o alguien que estaba extremadamente interesado en la ciencia, algunas veces solo extremadamente interesados en aprender. Las dificultades no son realmente el problema aquí, el pertenecer a una cultura y el construir una identidad personal lo son. Podríamos llamar a esto la motivación del "rito de iniciación".

Si recordamos que menos del 5% de la población norteamericana ha aprendido a pensar en estas nuevas formas y además recordamos que la televisión no es un buen medio para mostrar estas nuevas formas de pensar, esto significa que la mayoría de los niños no estarían inmersos en una cultura en la que experimenten estas ideas antes de llegar a la escuela. Yo no sé qué porcentaje de maestros de escuela primaria han aprendido a pensar en estas nuevas formas, pero estimar por experiencia propia que es muy similar al de la población como un todo. Esto significa que será muy poco probable que la mayoría de los niños experimenten estas nuevas formas de pensar en sus hogares, en la escuela o mediante la televisión, por lo que estos niños no les asignarán valor y no las incluirán dentro de las cosas que tratarán realmente de aprender con esfuerzo.

Ahora, algo que es muy difícil de hacer, y que no es visto por un niño como un "rito de iniciación" importante, simplemente no va a ser tomado en serio con la misma intensidad y resistencia al fracaso que se requiere. Uno de los grandes problemas con la forma en la que la mayoría de escuelas que están establecidas es que los niños sienten que la mayoría de las cosas que se les pide hacer no es real, estas cosas están en especial oposición con actividades opcionales como los deportes, los juegos, el arte y la música. Ellos saben que estas son "reales", y una escuela tiene que hacer un gran esfuerzo para hacerlas suficientemente artificiales para que los niños pierdan interés en ellas.

Déjenme proponerles una analogía para mostrarle cómo una estrategia de "establecer un ambiente" podría ser manejado. Está basada en una experiencia de aprendizaje cuando era niño.

Supongamos que es la música lo que le interesa a esta nación, nuestros padres están preocupados de que sus hijos no tendrán éxito en la vida a menos que sean músicos. Nuestras calificaciones musicales son las más bajas del mundo. Luego de mucho llanto y lamento, el congreso inventa una solución tecnológica: "Para el año 2000 pondremos un piano en cada aula de clase. Pero no hay fondos para contratar músicos, así que entrenaremos a los maestros existentes por dos semanas cada verano. Eso debería resolver el problema." Pero, nosotros sabemos que de esta manera no pasará mucho porque como todo músico les dirá, la música no está en el piano, lo que hay de música está en todos y cada uno de nosotros.

Ahora, algunas cosas pasarán con un piano en cada clase. A los niños les encantará jugar alrededor de él y una cultura de "Los Pollitos Dicen" es posible que se desarrolle. Esto es piano por bricolage. Algunos serán animados por sus padres a tomar lecciones y algunos pocos niños decidirán tomar las cosas en sus manos y encontrarán formas de aprender la "cosa real" sin ningún apoyo oficial. Otros tipos de tecnologías como grabadoras apoyarán la noción de "apreciación musical". El problema es que la "apreciación musical" es como la "apreciación" por "la ciencia", o las matemáticas o las computadoras. No es lo mismo que realmente aprender música, ciencia, matemáticas o computación.

Pero, hace 50 años tuve la experiencia de crecer en una comunidad que deseaba "música real para todos", y encontró una forma de hacerla funcionar. Era un pueblo pequeño en Nueva Inglaterra que solo tenía 200 estudiantes en el colegio, y sin embargo, tenía una tradición de tener una banda, orquesta y coros completos. Esto requería que casi todo niño se convierta en un músico. El secreto es que cada niño empieza como músico en su corazón y cada uno tiene una voz con la cual cantar. Ellos nos enseñaron a cantar todas las escalas y a interpretar partes solistas en primer grado. En segundo grado cantábamos dos partes. En tercer grado cantábamos cuatro partes y empezábamos a escoger un instrumento. El talento no era un factor, aunque por supuesto resaltaba. Era algo que todos hacían y todos disfrutaban. No me di cuenta de que esto era inusual hasta que me mudé de allí. Una nota al margen importante es que si había un piano en cada clase y todos los maestros podían tocar un poco, aún cuando estoy seguro, había más de uno que no era muy musical. Lo que parece que lo hacía funcionar era que la comunidad tenía un excelente especialista musical para los primeros grados quien visitaba cada clase muchas veces a la semana. Recuerdo que a una maestra no le gustaba mi interpretación en una canción y trató de cambiarla, pero, al especialista si le gustó y me alentó a interpretar el resto de la canción de esa forma.

La parte importante de esta historia no es tanto que los niños se volvían músicos hábiles para cuando llegaban al colegio (lo hacían y lo han hecho por generaciones), sino que, hasta donde puedo decir, casi todos todavía aman y hacen música como adultos (incluyéndome a mí).

Podemos encontrar esta estrategia tipo "crear un ambiente que involucre y que apoye a los maestros mediante asesores expertos" en muchas escuelas hoy día. La "Open Charter School" de los Ángeles ha sido exitosa en establecer una cultura de diseño en sus clases de tercer grado que involucra a los niños en una aventura excitante y difícil de año completo en el diseño a gran escala de ciudades. El más exitoso programa de ciencias en escuelas que conozco está en todas las escuelas de Pasadena y está organizado con el mismo criterio. Fue desarrollado por Jim Bowers y Jerry Pines, dos científicos de Caltech, y la clave de su éxito no es solo un excelente conjunto de ideas y estrategias curriculares, sino también que los maestros tienen que lograr cierta habilidad real, y existe un despliegue importante y control de calidad por expertos.

Para decirlo de nuevo, los chicos inician sus días disfrutando las oportunidades de aprender, y la mayoría puede aprender cualquier cosa que la cultura les ofrece. Pero, son mejores aprendiendo ideas que parecen ser parte integral de la cultura circundante. El tener un padre o un profesor que les alienta a estudiar matemáticas o ciencia no es tanto como tener uno que vive las matemáticas y la ciencia (o lo aparenta). Esta es la estrategia pedagógica más fuerte que he encontrado en más de 25 años de trabajar con niños. Las tecnologías (tales como libros, instrumentos musicales, lápiz y papel, bolas y bates) puede ayudar, pero claramente no son suficiente para que los niños superen los obstáculos por ellos mismo. Por otro lado, los conocimientos básicos, la música, la danza, el arte y los deportes, todos pueden florecer con poca o ninguna tecnología de soporte. Adultos que den soporte es todo lo que se necesita.

Una buena regla de sentido común para diseño de currículum es apuntar a hacerlo basado en ideas no basado en medios. Todo buen maestro ha descubierto esto. Los medios pueden a veces ayudar al aprendizaje de ideas, pero a veces las mejores soluciones son halladas al pensar cómo las ideas pueden ser enseñadas con ningún soporte de medios.

Utilizar lo que los chicos saben, pueden hacer y están acostumbrados, causa el mejor efecto. Luego de que algunas alternativas han sido encontradas, entonces pueden haber algunas ideas en las que los medios brinden soporte.

Permítanme ahora mirar a las centellantes nuevas tecnologías de las computadoras y las redes. Quizás el momento más triste para mí es cuando soy llevado a un aula computarizada y me muestran a niños usando computadoras felizmente. Ellos están felices, los maestros y los administradores están felices y los padres están felices, pero, en la mayoría de tales aulas, bajo un examen más minucioso puedo ver que los niños no están haciendo nada interesante o que induzca a su crecimiento. Esto es tecnología siendo usada cual comida chatarra, la gente la adora, pero no existe nutrición. En sus peores manifestaciones es como un culto en el cual se cree que la mera presencia de las computadoras traerán de algún modo el aprendizaje de regreso al aula. Aquí cualquier uso de las computadoras es un símbolo de progreso hacia el siglo XXI. Con esta nueva clase de "piano", lo que falta en la mayoría de aulas y hogares es un sentido crítico de lo que realmente está ocurriendo: es música o solo son las notas de "Los Pollitos Dicen..."

He encontrado que hay muchas analogías con los libros y la historia de la imprenta cuando se trata de comprender a la computadora. Como los libros, la habilidad de la computadora para representar símbolos arbitrarios significa que su ámbito es el rango completo de actividades humanas que pueden ser expresadas en lenguaje. Este rango se extiende desde lo más trivial (tal como astrología, libros de historietas, novelas de romance, pornografía) hasta lo más profundo (tal como discusión política, artística o científica). La computadora también trae algo muy nuevo a la fiesta y esto es la habilidad para leer y escribir sus propios símbolos y a hacerlo a una velocidad deslumbrante. El resultado es que la computadora también puede representar situaciones dinámicas, de nuevo en el mismo rango: desde caricaturas de sábado en la mañana hasta juegos y deportes, hasta películas y teatro, hasta simulaciones de complejas teorías sociales y científicas.

La analogía entre una biblioteca de libros y los sistemas de comunicación se encuentra en el entramado dinámico de millones de computadoras juntas en la internet. La adición resiente es que uno puede usar este nuevo tipo de biblioteca desde cualquier parte en la Tierra, está continuamente actualizándose, y sus usuarios pueden cartearse y hasta trabajar juntos en proyectos sin necesidad de estar en la misma ubicación física.

Para nosotros, que trabajábamos en estas ideas hace treinta años, parecía que la próxima "invención de los 500 años", luego de la imprenta, estaba naciendo. Y para un pequeño porcentaje, muy parecido a los pocos que usaban al libro para aprender, entender y debatir ideas poderosas, y expresar nuevas formas de pensar acerca del mundo, las computadoras y redes están empezando a ser igual de importantes. La computadora realmente es la siguiente gran cosa después del libro. Pero, también como con el libro, la mayoría está quedando relegada

Aquí es donde la analogía entre los libros y la televisión resalta más... En Norteamérica el material impreso ha fallado como un transmisor de ideas importantes para la mayoría de norteamericanos. Pocos llegan a ser suficientemente hábiles en su lectura para seguir y participar en las poderosas ideas de nuestro mundo. Muchos son funcionalmente analfabetos, y la mayoría que lee algo, lee por entretenimiento en casa o en búsqueda de información en su trabajo (similar al 95% de bestsellers tipo historia o de autoayuda). El poner a los "Federalist Papers" en la internet proveerá eventualmente acceso libre para todos, pero el tener esta gran colección de argumentos un poco más accesible en el siglo XXI de lo que es hoy día en las bibliotecas públicas no cambiará cuánta gente decidirá leer esta difícil pero valiosa prosa. De nuevo estamos cara a cara con algo que es "difícil de aprender", pero que ha perdido su valor a la percepción de los norteamericanos. Ellos preguntan por qué deben hacer el esfuerzo para adquirir la suficiente habilidad para entender tan profundo contenido.

La televisión se ha convertido en el medio masivo de los norteamericanos y es un muy pobre contenedor de ideas poderosas. La televisión es la más grande "máquina de enseñanza jamás inventada". Desafortunadamente, lo que es mejor para enseñar no es lo más necesario de ser aprendido. Y es tan mala para enseñar estas ideas supremamente importantes que convence a la mayoría de los televidentes que ellos ni siquiera existen.

Ahora, las computadoras pueden ser similares a la televisión, similares a los libros, o como ellas mismas. Las tendencias comerciales de hoy día en los mercados educativos y domésticos hacen que ellas sean lo más similares posible a las televisiones. Y el peso de billones de dólares detrás de estas esfuerzos es posiblemente abrumante, es interesante darse cuenta que en 1600, 150 años después de la invención de la imprenta, los dos bestsellers en las Islas Británicas eran la Biblia y los libros de astrología. Las formas de pensar científica y políticamente, recién se estaban inventando. Las revoluciones reales toman un muy largo tiempo para aparecer, porque como McLuhan hizo notar, los valores y contenido iniciales del nuevo medio son siempre tomados del viejo medio.

Ahora, una cosa que es posible con computadoras y redes que podría esquivar algo de la avalancha de info-basura, es la posibilidad de elaborar medios en la internet que sean autoenseñables. Imaginen a un niño o a un adulto simplemente navegando por la internet por diversión y encontrando algo (quizás acerca de cohetes o división de genes) que luce interesante. Si fuese como un artículo en una enciclopedia, tendría que basarse en escritura (al nivel escogido por el autor que la escribió) para exponer las ideas. Esto terminaría siendo un desperdicio para la mayoría de los surfeadores de la red, especialmente dado el bajo nivel de lectura hoy en día. La versión para computadora de esto debería ser capaz de averiguar la edad y el nivel de sofisticación del visitante e instantáneamente fabricar una progresión de experiencias de aprendizaje que tendrían una mayor posibilidad de introducir al usuario a la fascinante esencia detrás de la mayoría de todo conocimiento humano. A un niño muy pequeño se le ofrecerían experiencias diferentes que a los de mayor edad, y algunas de las experiencias intentarían enseñar al niño a leer y a razonar mejor como producto secundario de su interés. Este es un enfoque "Montesorri" a como la internet podría estar organizada: Los intereses propios proveerían la motivación para viajar a través de un ambiente que está lleno de oportunidades de aprendizaje disfrazadas de juguetes.

Esta nueva clase de "medio dinámico" puede ser hecha hoy día, pero es muy difícil y cara. Sin embargo, es el tipo de inversión que un país completo debería ser capaz de entender y hacer. Todavía no creo que sea un sustituto real a crecer en una cultura que ama aprender y pensar. Pero en tal cultura, un medio así podría permitir a cada uno ir mucho más profundo, en más direcciones, y experimentar más formas de pensar, acerca del mundo de lo que sería posible con los mejores libros de hoy día. Sin tal cultura, un medio así es posible que sea absolutamente necesario para evitar el rápido advenimiento del Nuevo Obscurantismo.

El muy probable que las escuelas sean la última línea de defensa en esta trivialización global del conocimiento. Sin embargo, parece que ellas no han aprendido suficiente acerca de las nuevas tecnologías y medios para marcar diferencias importantes entre actividades formales, pero carentes de sentido con computadoras y redes, y las habilidades necesarias para pensamiento real del siglo XXI. En el mejor de los casos las escuelas son centros de investigación para encontrar cosas interesantes, y como en los grandes centros de investigación, estos hallazgos son hechos mejor en compañía de colegas. Siempre habrá razones para tener tales centros de aprendizaje, pero el problema más grande es que la mayoría de escuelas hoy día no están ni siquiera cerca de ser la clase de centros de aprendizaje necesarios en el siglo XXI.

Will Rogers una vez dijo que no es lo que no sabes lo que realmente te hace daño sino lo que crees saber.

El mejor escenario aquí (para la computación y la ciencia, las matemáticas, la literatura, las artes y la música) es que las escuelas lleguen a saber con claridad que no saben. Ellas son la gente ciega que trata de descubrir al elefante al tanteo, y luego tratan de encontrar estrategias que ayuden gradualmente a revelar al elefante. Esto es lo que profesionales de primera clase en sus campos hacen. Encontramos a Rudolph Serkin llorando a sus 75 años al aceptar la medalla Beethoven, y diciendo "no me lo merezco" con convicción. Encontramos al físico ganador del Nobel Richard Feynmann contándoles a sus alumnos de su clase de física en Caltech cuánto él simplemente no entiende de física, especialmente en su especialidad. No podemos aprender a ver hasta que nos damos cuenta que estamos ciegos.

La razón es que entender (como la civilidad, la música, la ciencia y un millar de otros grandes empeños) no es un estado de "ser" sino una manera de viajar. Y el objetivo principal de ayudar a niños a aprender es el encontrar maneras para mostrarles el gran camino que no tiene destino final y una manera de viajar en la cual el viaje sea en sí mismo la recompensa.

2. Preguntas, Dudas, Comentarios, Peticiones

Nombre:
Ciudad y País:
Email:
 

3. Enlaces

Página Principal


Generado con PureJoy.
Fecha: 02:52 - Mar 10, 2015